La energía de fusión antes de lo que pensamos

Compartir:

La energía de fusión es un pilar de futuro, tal vez no tan lejano.
Gran cantidad de empresas en todo el mundo están atrayendo miles de millones de dólares en capital de riesgo para buscar diseños de energía de fusión prácticos y comercialmente viables.

Robert Zubrin, que escribe en National Review, sostiene que algunos temen a la energía de fusión precisamente porque podría eclipsar la idea de “sistema de creencias maltusianas” que exige la disminución de la humanidad. “No estamos amenazados por que haya demasiada gente”, escribe Zubrin. “Estamos amenazados por personas que piensan que hay demasiada gente. La energía de fusión puede salvarnos al refutar por completo la tesis de los recursos limitados”.

¿Sol en una botella? Algunos consideran la fusión como una fuente de energía similar a la del sol. En su forma más básica, dos núcleos atómicos se fusionan, liberando energía. El proceso requiere una combinación de altas temperaturas y altas presiones, como las que existen en el núcleo de las estrellas. Los desarrolladores de reactores de potencia de fusión buscan permitir este proceso de forma contenida y controlada.

El problema de convertir la fusión en una fuente de energía práctica y comercial implica tres desafíos principales. El primero es crear un encendido por fusión. El segundo es contener y sostener esta reacción. El tercero es convertir la energía liberada en una forma que pueda transmitirse a la red eléctrica.

El desafío es sacar más energía de la que se gasta en el proceso. Hacer que la fusión suceda es relativamente sencillo contando con suficiente energía y condiciones adecuadas. Sin embargo, solo recientemente nos estamos acercando a un punto de equilibrio para crear la reacción de fusión y aun falta para poder contar con reactores comerciales como generadores de energía.

Los investigadores y desarrolladores se apresuran a señalar que los procesos de fusión no crean desechos nucleares de larga duración, aunque algunos componentes pueden volverse radiactivos durante períodos de tiempo relativamente cortos. Además, la mayoría de los procesos de fusión utilizan abundante combustible disponible y no producen emisiones. Para todos los efectos, la energía de fusión sería limpia.

Analizando la trayectoria de la industria de la energía nuclear podemos inferir que podría pasar con las plantas de fusión comerciales. Las plantas basadas en fisión generan desechos radiactivos de larga duración, y varios accidentes espectaculares resultaron en víctimas, aunque solo Chernobyl en 1986 puede considerarse apropiadamente como un evento con víctimas masivas. La energía nuclear ha proporcionado electricidad confiable y bastante segura durante más de medio siglo, y los métodos para manejar y almacenar desechos radiactivos están bien establecidos. Sin embargo hay corrientes de opinión que promueven cerrar cuanto antes las plantas nucleares.

La mayor parte de la oposición al desarrollo de la fusión sostiene que los gobiernos y los inversionistas no deberían poner su dinero detrás de los esquemas de fusión que no harán nada para resolver una crisis climática percibida en el corto plazo, considerando que es mejor seguir presionando por más energía eólica y solar. Si bien sabemos que estas fuentes de energía renovable son intermitentes por su naturaleza requiriendo sistemas adicionales de acumulación para cuando el viento no sopla o el sol no brilla.

Gran parte de la opinión pública se centra en el proyecto ITER a gran escala, que ni siquiera está programado para su funcionamiento inicial hasta dentro de unos 15 años más o menos. Sin embargo, hay crecientes filas de asociaciones público-privadas que están explorando diferentes caminos para lograr una fusión comercial práctica incluso para impulsar barcos, cohetes y naves espaciales. Esto no le quita nada al desarrollo de otras energías renovables.

El potencial para el despliegue real de una tecnología que podría producir abundante energía limpia a partir de un combustible ilimitado por fusión probablemente seguirá atrayendo inversiones. El tiempo dirá.

Fuente:
Conceptos extraidos de “Fusion Power Generation May Come Sooner Than You Think”
Public-private partnerships are investing in a clean energy future
Michael Puttré January 11, 2022

Compartir:

Deje un Comentario