Cambio Climático y Generación de CO2

Compartir:

Mitigar el cambio climático desde el enfoque energético exige asignar mayores recursos económicos y ésto muchas veces deriva en incremento de costos de la energía.

La energía limpia hoy es más cara. Es por ello que el dilema que genera más conflicto y discusiones generalmente gira alrededor del impacto económico. De forma directa y sin rodeos, esa diferencia en plata, ¿quién la pone?

Solemos encontrarnos con todo tipo de opiniones, algunas objetivas y otras no tanto promovidas por sectores que implícita o explícitamente están condicionados por otros intereses, políticos, estratégicos, personales, comerciales o sectoriales. Todos cuentan con sus justificaciones y motivos, muchas veces diferentes y encontrados entre sí. Por lo general desencadenan en pujas con una característica común, “que el aporte económico lo hagan los otros”.

Hay cantidad de teorías y propuestas sobre el tema, desde los sectores más radicalizados y fundamentalistas ecológicos hasta los más pragmáticos, liberales y anarquistas. Lo cierto es que, a mi modo de ver, es muy común soslayar de las discusiones, o no profundizar como se debiera, uno de los aspectos críticos de todo proceso, la «sustentabilidad económica». Determinante ineludible para analizar la viabilidad real y efectiva de soluciones propuestas. No podemos quedarnos aferrados a aquellas que pueden resultar tan románticas como insostenibles.

Así podemos encontrarnos con gente de alta sensibilidad emotiva, priorizando la defensa del planeta y la naturaleza, promoviendo impactos mínimos sobre el ambiente y por otro lado toparmos con quienes priorizan el bienestar humano, la satisfacción de sus deseos y necesidades, considerando que la utilización de los recursos naturales se encuentran disponibes para el  bienestar de todos nosotros. Ésto plantea un dilema y debemos buscar una solución de consenso. Desde la ingeniería podemos aportar nuestra parte para diseñar proyectos posibles y sostenibles en sus tres aspectos, ecológico, social y económico. Sin este equilibro, las soluciones dudosamente se harán realidad, seguiremos en luchas sectoriales, sobrecargas impositivas, negocios oportunistas y bibliotecas desbordadas de buenos proyectos estancados por la inacción sin lograr un avance efectivo y de impacto real para mitigar el problema.

Hay un interesante trabajo realizado por David JC MacKay publicado en su libro Sustainable Energy que recomiendo y sobre el cual me he permitido extraer algunos de los puntos que considero de mayor interés para entender este delicado y controvertido tema global que tanto nos afecta. No todos tenemos los mismos recursos ni contaminamos en igual medida. Debemos informarnos de forma objetiva y completa para ocuparnos seriamente del tema y asegurarnos la definición de políticas públicas globales que prioricen el bien común de todos sin dejar a nadie atrás, cumpliendo con hechos lo acordado internacionalmente.

Ver/descargar artículo aqui :

Libro completo en inglés en http://www.inference.org.uk/sustainable/book/tex/sewtha.pdf

Compartir: